star social-channel-googleplus surface account images colour extern-link map location store-on star brush paint-rol paint tester conditions delivery payment minus_16px plus_16px close_16px arrow-down_16px arrow-up_16px arrow-right_16px selected_16px email external-link social-facebook social-googleplus social-twitter list work business clients painters-icons-v2-source_pdf social-channel-facebook social-channel-instagram social-channel-instagram2 social-channel-twitter social-channel-youtube carrousel_prev carrousel_next download save-colour-off shopping-cart shopping-list store-finder search share save-colour-off2 save-colour-on info-off info-on workspace loader close

Acaba con los retoques

Cliente Trabajo

La manera en la que empiezas a trabajar en un encargo puede ayudarte a evitar que te pidan retocar cosas al final

Concretar los objetivos de trabajo de un proyecto en un contrato con el cliente antes de empezar reduce el riesgo de tener que realizar retoques. Te presentamos algunos aspectos que debes considerar.

 

Especifica los detalles

Pon por escrito todo lo que hayas acordado con el cliente en los objetivos de trabajo. Facilita tantos detalles como sea posible y no empieces a trabajar hasta llegar a un acuerdo. Desglosa qué paredes se tienen que pintar, cuántas manos se han de dar, el volumen y los nombres o códigos de color de las pinturas, los trabajos preparatorios y de limpieza y qué cosas no están incluidas. Consulta "Cómo crear contratos con el cliente" para obtener más información sobre qué mencionar.

 

Crea un documento de una página

Puedes destacar los aspectos más importantes del encargo en una sola página y adjuntarla al contrato con el cliente. Mientras este último contiene todos los términos y condiciones, el documento de una página sirve como recordatorio útil de la información más importante: códigos de color o nombres, expectativas para las fechas de inicio o fin, preparativos, toques finales, qué debe pintarse y cuándo vence el pago. Llévate una copia del documento al lugar de trabajo y úsalo como una lista de verificación.

 

Realiza comprobaciones a menudo

Si vas comprobando con el cliente los avances en el proyecto podrás ajustarlo a medida que progresas, en vez de al final. Si el cliente está trabajando mientras estás en su casa, piensa en llamarle con regularidad para ver si está satisfecho. Si está de vacaciones, quizás sea buena idea enviarle fotos de tus progresos por correo electrónico.

 

Deja que el cliente elija el color

Ofrecer tu experiencia en el mundo del color siempre será un servicio valioso, pero para evitarte posibles problemas siempre debes dejar que el cliente tome la decisión final. Usa la aplicación Visualizer para ayudarle en esta tarea, e incluye su selección en los objetivos de trabajo y el contrato con el cliente para evitar las disputas al terminar.

Refleja por escrito todo lo acordado con el cliente en los objetivos de trabajo

Nuevo

Tu lista de elementos para el fin de un proyecto

Mostrar más

Consigue que tus clientes estén siempre satisfechos

Mostrar más

Consigue la recomendación perfecta del cliente

Mostrar más

Cómo crear contratos con el cliente

Mostrar más